Este ambiente de aislamiento acercó a la memoria dos viejos cuentos. Los relato tal y cómo vienen a mi mente.

El primero es de un rey anciano que, en el lecho de muerte llama a su hijo, el príncipe, y le dice: –te voy a regalar algo que contiene el secreto de la felicidad mucho más valioso que el reino que vas a heredar. Y le dio una pequeña caja. El príncipe la abrió y contenía un anillo. El rey se lo colocó y le dijo:- El anillo tiene una inscripción que contiene el secreto de la felicidad. Pero solo lo puedes leer solo en un caso extremo, cuando ya no tengas otra solución. En ese momento conocerás el secreto de la felicidad.
Pasaron los años y el príncipe se convirtió en un gran rey. Un día con sus ejércitos desparramados, los enemigos entraron en su castillo y el rey huyo aterrorizado, perseguido por sus enemigos. Mientras huía se acordó del anillo, se escondió detrás de un árbol, lo sacó y leyó: Esto también pasará. Sintió un gran silencio y una gran paz en su corazón. Esperó a que sus enemigos se alejaran, se reunió con su ejercito y reconquistó el castillo. Cuando estaban en plena celebración un sabio que conocía a su padre se le acercó y le dijo: –Ahora también es un buen momento para leer el mensaje del anillo.
-¿Por qué si ahora estoy bien, feliz, contento-
respondió el rey.
-Escucha, -le dijo el sabio-, el mensaje del anillo no es sólo para situaciones desesperadas; sino también para los momentos de grandeza. No es sólo para cuando eres el último; sino también es para cuando eres el primero”.
Entonces leyó de nuevo el anillo en el que estaba escrito: Esto también pasará
. De nuevo sintió un gran paz y un gran silencio en su corazón.
Puedes leer este otro cuento,  Cielo o Infierno ..Sigue leyendo

El segundo es de otro rey que se encontró una noche con la muerte. El rey le dijo: -¿a dónde vas tan deprisa? ¿no vendrás a buscarme?
– No, solo voy a la ciudad vecina pienso llevarme esta noche conmigo a quinientas personas,

Unos días después, el rey volvió a encontrarse con la muerte y muy enfadado le dijo: – ¡Me engañaste! ¡No te llevaste a quinientas personas sino que murieron cincuenta mil!

– Yo no te mentí- dijo entonces la muerte– Yo solo maté a quinientos, los otros cuatro mil quinientos se los llevó …, el miedo.

Te puede interesar los niños en situación de crisisSigue leyendo

***
Todos los cuentos tienen alguna moraleja. Pero también varias lecturas. Cada cual haga la suya. Tienes tiempo, uno de los grandes tesoros del ser humano, para pensar si te dicen algo en el corazón o si reflejan alguno de tus sentimientos profundos. Alegría y Paz, amig@.

Gumersindo Meiriño Fernández

2 thoughts on “Esto también pasará

  1. Hermoso cuento me costó entenderlo pero me vino a la mente que increíble todo esto porque mi pregunta siempre en situaciones difíciles digo: porque a mí … Otra vez… Y debería decir Esto también pasará.Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *