Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

Algunos de vosotros después de haber leído el cuento del miedo,( Sigue  leyendo ) me habéis escrito, unos agradeciendo, otros contraponiendo lo que se daba a entender en él.
Pues bien el miedo…
Vayamos paso a paso.

El miedo es bueno. Es un elemento humano que nos ayuda a sobrevivir.
Por ejemplo, me pongo en el balcón de mi casa de treinta y cuatro alturas, miro hacia abajo, tengo miedo y procuro no caerme, no me cuelgo de las barandillas, por miedo a resbalarme y saltar al vacío.
El miedo es una emoción primaria positiva en el ser humano.

El miedo es poderoso. Si lo uso mal me puede destruir, si lo uso adecuadamente me salva.
Como instrumento se puede manejar de tres formas (estamos esquematizando lo más posible)

Los tres usos del miedo

El miedo me paraliza. Me encuentro en la entrada de mi casa una víbora. El miedo me deja helado, no voy para delante ni para atrás. La víbora me muerde.
Otra opción, veo la víbora y pienso: “yo no tengo miedo a nada ni a nadie” y la enfrento. La serpiente me muerde.

El miedo me pone en movimiento Encuentro la víbora me da miedo, pero empiezo a analizar, ¿podré cerrar la puerta antes de que me ataque?, ¿me dará tiempo de ir corriendo al ascensor?…, me mueve… a buscar alternativas para que no me ataque.

El miedo me da sabiduría Como una vez me encontré una serpiente en la puerta de mi casa, agradezco lo que he aprendido, y antes de abrir la puerta, miro si hay algún bicho. Analizo el porqué y cómo llegó a la puerta de mi casa. Prevengo. Ha sido un caso único…. Asunto resuelto, sigo adelante.

Ahora apliquemos el miedo a esta situación de cuarentena.
Me escribe como si fuera el gran secreto de su vida: –Tengo miedo, más incluso, me da pánico esta situación, pero no me atrevo a decirlo porque todos me miran mal…, a usted, no le puedo engañar. Esta incertidumbre me va a matar. ¿Cómo haré para pagar los impuestos, para darle de comer a mis hijos, para pagar el alquiler…?

Tres formas de manejar el miedo en este tiempo

  • Si lo que quieres paralizarte. Enciende la televisión, mira todas las noticias. Cuanto más trágica sea la información mejor, ayuda más a «quedarse de piedra«. Cuando te canses de la televisión, abre las redes sociales y busca reseñas sobre el coronavirus. Cuando te aburras, toma el WhatsApp y comparte con todo el mundo lo mal que estamos, qué situación más lamentable.. quéjate y escucha todos los comentarios pesimistas y negativos que puedas …verás como te quedas helado, paralizado y sin saber qué hacer ni a dónde ir.
  • Si lo que quieres es ponerte en movimiento. Voy a ver las cosas que tengo pendientes, lo que tengo por hacer y que nunca me daba el tiempo. Voy a hacer un horario para hacer deporte, para leer un libro, para escuchar música, para orar, para limpiar la casa, para jugar con mis hijos, para cantar (si canto mal mejor, canta más y lo peor que puedas ayuda mucho…), para bailar (aplíquese lo mismo que al canto)…. escribo o llamo a mis familiares, sobre todo a los ancianos, y si, aún me queda tiempo, veo una película (comedias…, solo y exclusivamente comedias).
  • Si lo que quieres es adquirir Sabiduría. Agradezco a Dios, a la vida, al Universo. Porque estoy vivo, tengo salud, tengo algo que llevarme a la boca, tengo tiempo para mí (eso que algunos se pasan la vida diciendo “no tengo tiempo para nada”). Oro, (envío energía positiva) por el planeta tierra, por los que se van del planeta, por mi familia, por mis amigos, por los enfermos, por los que no tienen que comer.., por los médicos, los enfermeros, los camioneros…, por los que gobiernan, por los educadores…
    Te recomiendo la oración del Buen HumorSigue  leyendo )
    Analizo qué puedo ir preparando hoy que me ayude en estos días y para los que vienen, para cuando termine la cuarentena, me proyecto ….

En definitiva, ahí tienes tu amigo el miedo. Haz lo que quieras con él. Es tu amigo, mi amigo. Puede ser un buen amigo o un mal amigo. Depende de ti.

Gracias amig@ lector. Nos vemos en el río de la Vida. Buen Camino. Paz y Alegría.

Gumersindo Meiriño Fernández

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *