Imagen de Wanda Schmocker

Esta es la segunda parte del cántico de los tres jóvenes. En este pasaje, sigue la forma de letanía, se pasa revista a todas las cosas: sol, luna, astros; la inmensa extensión de las aguas; montes; las más diversas situaciones atmosféricas;  calor y frío, luz  y tinieblas; el mundo mineral y el vegetal; las diversas especies de animales. Luego pasa a un llamamiento universal: convoca a los ángeles de Dios y llega a todos los hijos de los hombres….
Para unirse en acción de gracias, en alabanza a todo el Cosmos. Oración, por lo tanto, cósmica. El Cántico de hoy viene como anillo al dedo  -en el hemisferio sur se inicia el Invierno y en el Norte el Verano- para unirnos en Acción de Gracias con la Madre Tierra y el resto del Universo.
Mantra- Decreto- Jaculatoria: Bendito el Señor en la bóveda del cielo

Cántico de los tres jóvenes Dan 3, 57-88.56

Creaturas todas del Señor, bendecid al Señor,
ensalzadlo con himnos por los siglos.

Ángeles del Señor, bendecid al Señor;
cielos, bendecid al Señor.

Aguas del espacio, bendecid al Señor;
ejércitos del Señor, bendecid al Señor.

Sol y luna, bendecid al Señor;
astros del cielo, bendecid al Señor.

Lluvia y rocío, bendecid al Señor;
vientos todos, bendecid al Señor.

Fuego y calor, bendecid al Señor;
fríos y heladas, bendecid al Señor.

Rocíos y nevadas, bendecid al Señor;
témpanos y hielos, bendecid al Señor.

Escarchas y nieves, bendecid al Señor;
noche y día, bendecid al Señor.

Luz y tinieblas, bendecid al Señor;
rayos y nubes, bendecid al Señor.

Bendiga la tierra al Señor,
ensálcelo con himnos por los siglos.

Montes y cumbres, bendecid al Señor;
cuanto germina en la tierra, bendiga al Señor.

Manantiales, bendecid al Señor;
mares y ríos bendecid al Señor.

Cetáceos y peces, bendecid al Señor;
aves del cielo, bendecid al Señor.

Fieras y ganados, bendecid al Señor,
ensalzadlo con himnos por los siglos.

Hijos de los hombres, bendecid al Señor;
bendiga Israel al Señor.

Sacerdotes del Señor, bendecid al Señor;
siervos del Señor, bendecid al Señor.

Almas y espíritus justos, bendecid al Señor;
santos y humildes de corazón, bendecid al señor.

Ananías, Azarías y Misael, bendecid al Señor;
ensalzadlo con himnos por los siglos.

Bendigamos al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo,
ensalcémoslo con himnos por los siglos.

Bendito el Señor en la bóveda del cielo,
alabado y glorioso y ensalzado por los siglos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *