Imagen de Myriams-Fotos en Pixabay

El hoy de la navidad

Me comentas con un poco de ironía: – Otra vez más, se acerca la Navidad. Otra vez…, luces, árboles, regalos, turrones, villancicos, reyes magos, otra vez comer turrones, mazapanes, otra vez…

Y te intento explicar que sí, que es verdad, que es otra vez y que todo lo que dices tiene algo que ver con la fiesta de la Navidad, pero solo algo que ver….
Hay algo más…Con la llegada de Jesús se dice que Dios habló definitivamente a través de su Palabra. Jesús es el HOY de Dios. Actualmente, -y ¡bendito sea!-, se habla mucho de vivir el hoy, de mindfullnes, de presencia plena en el presente. Estoy totalmente de acuerdo, pero entendámonos.
Te cuento que Jesús decía, “a cada día le basta su propio afán«. Pues a lo que iba, el otro día me encontré con una persona que me comentaba: –He entendido perfectamente esto de vivir el hoy plenamente. No me preocupo del mañana, para nada. Esto lo entendí hace dos meses en un curso de mindfullnes. Pues, ¿sabe?, me han amenazado con echarme del trabajo, a pesar de la indemnización que les cae encima. ¿Puede entenderlo?

Pues no parece muy razonable. Pero explícame el porqué quieren echarte…- le digo indagando un poco más.
Me dicen que no pienso en el futuro, que no presento proyectos que estoy siempre ausente, que no cumplo objetivos …., que soy un vago- responde azorado y enojado
¿Lo entiendes?. El hoy también se vive plenamente cuando se proyecta el futuro. El vivir el presente no es un colchón para el perezoso y cómodón que espera a que todo venga del cielo, sin mover un dedo. Estamos en camino ahora. Pero no dando vueltas sin saber hacia dónde. Caminamos hoy, con un rumbo, con una meta, con un sentido…,
Por eso la Navidad, es ahora, ya, HOY. Pero el HOY de Dios hecho humano,  en lo terrenal se concreta, mirando hacia dónde.

Una semana de Navidad para vivir intensamente el HOY de Dios, presente entre nosotros. Son siete días, para ”re-crear” (“volver a nacer” decía Jesús) renovando nuestra existencia con proyección hacia lo Nuevo, el Futuro, teniendo presente la vivencia de que en todo lo humano, está escondido lo Divino, el HOY de la Navidad.
¡Feliz Navidad!

Gumersindo Meiriño Fernández

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *