Imagen de Francisco X. Castro Miramontes ofm

El que da en abundancia, recibe más de lo que dio; pero el que es mezquino, termina en la pobreza. Dice el libro de los Proverbios
+++
Este es el «programa político» del príncipe elegido por Dios para gobernar a su pueblo.
Un buen programa para los políticos y también para ti y para mí: corazón íntegro, no tolerar corazón perverso, fuera difamadores y arrogantes, fuera mentiras, fuera intenciones viles …
Decreto: «Andaré con rectitud de corazón«.
Hasta mañana, bendiciones

Salmo 100

Voy a cantar la bondad y la justicia,
para ti es mi música, señor,
voy a explicar el camino perfecto.
¿Cuándo vendrás a mí?

Andaré con rectitud de corazón
dentro de mi casa;
no pondré mis ojos
en intenciones viles.

Aborrezco al que obra mal,
no se juntará conmigo;
lejos de mí el corazón torcido,
no aprobaré al malvado.

Al que en secreto difama a su prójimo
lo haré callar,
ojos engreídos, corazones arrogantes
no los soportaré.

Pongo mis ojos en los que son leales,
ellos vivirán conmigo;
el que sigue un camino perfecto,
ése me servirá.

No habitará en mi casa
quien comete fraudes;
el que dice mentiras
no durará en mi presencia.

Cada mañana haré callar
a los hombres malvados,
para excluir de la ciudad del Señor
a todos los malhechores.

También te puede interesar,

La importancia del Islam

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *