Chivato, imagen de Araceli Viveros

La segunda parte del salmo, también es posible que la hayas vivido, de alguna manera. Es la respuesta de la esperanza, una esperanza con fundamento porque se apoya en Jahvé- Dios, en su fidelidad, en su misericordia…, entonces vendrá la regeneración. La esperanza en Dios, es cierta, firme, da fuerza y energía para pasar las pruebas.
Decreto- Jaculatoria- Mantra: «Desde el cielo se ha fijado en la tierra«.
Hasta mañana, bendiciones.

Salmo 101 B

Tú, en cambio, permaneces para siempre,
y tu nombre de generación en generación.
Levántate y ten misericordia de Sión,
que ya es hora y tiempo de misericordia.

Tus siervos aman sus piedras,
se compadecen de sus ruinas:
los gentiles temerán tu nombre,
los reyes del mundo, tu gloria.

Cuando el Señor reconstruya Sión,
y aparezca en su gloria,
y se vuelva a las súplicas de los indefensos,
y no desprecie sus peticiones,
quede esto escrito para la generación futura,
y el pueblo que será creado alabará al Señor:

Que el Señor ha mirado desde su excelso santuario,
desde el cielo se ha fijado en la tierra,
para escuchar los gemidos de los cautivos
y librar a los condenados a muerte,

para anunciar en Sión el nombre del Señor,
y su alabanza en Jerusalén,
cuando se reúnan unánimes los pueblos
y los reyes para dar culto al Señor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *