Orquídeas florecidas por primera vez el 8 del XII, imagen Ruth Dacunda

Cántico de amor y de perdón  en el que Dios manifiesta su misericordia, su clemencia, su paciencia, su compasión y el ser humano le responde desde el agradecimiento y la bendición.
Hermosa esta parte del salmo, en el que podemos repetir este mantra- decreto- jaculatoria: El Señor (Adonai) siente ternura.
Uno de los santos que más admiro es el que celebramos hoy, San Juan de la Cruz, que creo que debería llamárselo, San Juan del Amor. Decía Juan de la Cruz: «Busca siempre leyendo, pero sólo encontrarás meditando.»
Para conocerlo mejor y hacer una oración, haz clik aquí.
Paz y Alegría, hasta mañana.

Salmo 102 B

El Señor es compasivo y misericordioso,
lento a la ira y rico en clemencia;
no está siempre acusando
ni guarda rencor perpetuo;
no nos trata como merecen nuestros pecados
ni nos paga según nuestras culpas.

Como se levanta el cielo sobre la tierra,
se levanta su bondad sobre sus fieles;
como dista el oriente del ocaso,
así aleja de nosotros nuestros delitos.

Como un padre siente ternura por sus hijos,
siente el Señor ternura por sus fieles;
porque él sabe de qué estamos hechos,
se acuerda de que somos barro.

Los días del hombre duran lo que la hierba,
florecen como flor del campo,
que el viento la roza, y ya no existe,
su terreno no volverá a verla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *