Imagen Francisco Castro Miramontes ofm

Entonces Jesús  les dijo: «¡Qué necios y torpes sois para creer lo que dijeron los profetas! ¿No era necesario que el Mesías padeciera esto y entrara así en su gloria». Y, comenzado por Moisés y siguiendo por todos los profetas, les explicó lo que se refería a él en todas las Escrituras.
+++
Se vuelve densa la presencia de los enemigos, que persiguen, ponen trampas y casi logran lo que pretenden. El salmista tiene otros «dolores» o preocupaciones más íntimos: Desfallecimiento por la salvación, languidez por la promesa. Espera que el amor divino le dé vida: la que está amenazada por los enemigos y aquélla por la que él suspira.
Afirmación:

Salmo 118

L
Tu palabra, Señor, es eterna,
más estable que el cielo;

Tu fidelidad, por generaciones,
afianzaste la tierra y está firme:

por tu disposición se mantienen hasta hoy,
pues todo está a tu servicio.

Si tu voluntad no fuera mi delicia,
habría perecido en mi aflicción.

Jamás olvidaré tus decretos,
pues con ellos me vivificas.

Tuyo soy, sálvame,
que busco tus normas.

Me acechan los malvados para perderme,
pero yo medito tus preceptos.

H visto límites en todo lo perfecto,
pero, ¡qué inmenso es tu mandato!

***

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete

También te puede interesar,

¡Vive los pequeños momentos de Cada Día! General Belgrano

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *