imagen deoao.org

Entonces Jesús les dijo:  dijo: « Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a los sabios e inteligentes, y se las has revelado a los pequeños.
+++
Hoy -quizás en ninguna época como la actual- estamos llenos de conocimientos, de ideas, de conceptos… y sino están en nuestra mentes, están a distancia de un clic de cualquier buscador online.
Quizá también –que en ninguna época anterior– nunca hubo una brecha tan grande entre lo que uno piensa y lo que uno luego practica…
Por eso conviene recordar que la verdadera sabiduría es clara, concreta, precisa…, es acción, no es pura teoría.
Abre tu corazón a la sabiduría que procede lo Alto.
Afirmación: Tú me has instruido.
Paz y Alegría, bendiciones.

Salmo 118

M

¡Cómo amo tu voluntad!,
la medito todo el día.

Tus mandatos me hacen
más hábil que mis enemigos,
siempre van conmigo.

Soy más sagaz que todos mis maestros,
porque medito tus preceptos.

Soy más sabio que los ancianos,
ya que observo tus decretos.

Alejo mis pies de toda senda mala,
para observar tu palabra.

No me aparto de tus mandamientos
porque tú me has instruido.

¡Qué dulce es tu promesa al paladar,
más que miel a la boca!

Reflexiono sobre tus decretos,
por eso odio toda senda falsa.

+++
Quizás te interese también,

El poder del magnetismo

 

One thought on “Salmo 118 M, me has instruido, doce de agosto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *