Río Uruguay, Santo Tomé (Ctes)

El salmista es un «poco atrevido», pide a Jahvé- Dios que le mire.
Siempre recuerdo en un lugar donde había una persona -que tenía fama de leer la mente-, cuando pasaba por el pasillo, muchos se escondían para no encontrarse con él…
¿Estás dispuest@ a que entren en lo más íntimo de tu corazón y de tus pensamientos y los pongan al sol?
Dios te mira. ¡Sé auténtico!, como dice el refranero, «de una sola pieza!.
Afirmación- Decreto- Mantra- Jaculatoria: «Grande es tu ternura Señor«.

Salmo 118

R

Mira mi aflicción y líbrame,
pues no olvido tu voluntad.

Defiende mi causa y rescátame,
vivifícame conforme a tu promesa.

Tu salvación está lejos de los malvados,
porque no buscan tu ley.

Grande es tu ternura, Señor,
vivifícame según tu justicia.

Muchos son mis perseguidores y adversarios,
pero yo no me aparto de tus preceptos.

Veo a los renegados y siento asco,
porque no observan tus instrucciones.

Mira cómo amo tus decretos;
Señor, vivifícame según tu amor.

El compendio de tu palabra es la verdad,
son eternos tus justos mandamientos.

2 thoughts on “Salmo 118 R, cada día veintinueve de enero, Mirada con ternura

  1. Sí lo es, estoy de acuerdo contigo María José, Dios mira siempre con ternura…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *