Imagen de Pixabay

Los que iban delante de Jesús, reprendían al ciego para que se callara, pero él gritaba más fuerte: «¡Hijo de David, ten compasión de mí!«.
+++
Seguimos con 7+1 y su profundo simbolismo. Hoy el salmista parece un «poco atrevido«, pidiéndole a Jahvé- Dios que le mire.
Siempre recuerdo en un lugar donde había una persona -que tenía fama de leer la mente-, cuando pasaba por el pasillo, muchos se escondían para no encontrarse con él, para que no le viera.
¿Estás dispuest@ a que entren en lo más íntimo de tu corazón y de tus pensamientos y los pongan al sol?
Dios te mira. ¡Sé auténtico!, como dice el refranero, «de una sola pieza!.
Decreto: «Grande es tu ternura Señor«.
Paz y Bien.

Salmo 118 R

Mira mi aflicción y líbrame,
pues no olvido tu voluntad.

Defiende mi causa y rescátame,
vivifícame conforme a tu promesa.

Tu salvación está lejos de los malvados,
porque no buscan tu ley.

Grande es tu ternura, Señor,
vivifícame según tu justicia.

Muchos son mis perseguidores y adversarios,
pero yo no me aparto de tus preceptos.

Veo a los renegados y siento asco,
porque no observan tus instrucciones.

Mira cómo amo tus decretos;
Señor, vivifícame según tu amor.

El compendio de tu palabra es la verdad,
son eternos tus justos mandamientos.

***

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete

Método SASOM

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *