Montevideo- Uruguay, foto Laura Lissa

Seguimos otros ocho versos más (7+1) . Hermosa esta parte. Hace un tiempo un compañero de curso se acercó y me dijo: -Tengo que hablar contigo, tengo que contarte mis andanzas…
Tú, ¿a quién le cuentas tus andanzas? ¿Has probado alguna vez de poner tus andanzas delante de tu corazón  y hablarlas con Dios personalmente? Pruébalo y luego me dices….
Jaculatoria- Mantra- Decreto: «Te conté mis andanzas y me respondite«.
Bendiciones, hasta mañana.

SALMO 119 (118) D

D  Estoy abatido en el polvo:
reanímame según tu palabra.

Te conté mis andanzas y me respondiste:

Indícame el camino de tus decretos,
y meditaré tus maravillas.

Mi cuerpo se encorva por la tristeza,
sostenme con tu palabra.

Aléjame del camino de la mentira
y dame la gracia de tu voluntad.

He escogido el camino de la lealtad,
he elegido tus mandamientos.

Me adhiero a tus preceptos, Señor,
no me defraudes.

Por el camino de tus mandatos correré
cuando me ensanches el corazón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *