Corrientes- Argentina, foto Marcelo Núñez

Seguimos con las estrofas (7+1), no olviden su significado.
Y el salmista nos sigue invitando a aprender, y en este caso, de forma especial a, como diría Jesús de Nazareth, «separar la paja del trigo».
No te confundas, no dejes que te confundan.
Jaculatoria- Decreto – Mantra: «Enséñame a discernir y entender«.
Feliz jornada, bendiciones.

SALMO 119 (118) T

T  Trataste bien a tu siervo,
Señor, según tu palabra.

Enséñame a discernir y entender,
porque confío en tus mandatos.

Antes de la humillación, erraba
pero ahora cumplo tu instrucción.

Tú, que eres bueno y bienhechor
enséñame tus leyes.

Unos soberbios me difaman con mentiras;
pero yo guardo de corazón tus decretos.

Como grasa se ha embotado su corazón,
pero yo me deleito en tu voluntad.

Me vino bien haber sido humillado,
así aprendí tus órdenes.

Es más valiosa la ley de tu boca
que mil monedas de oro y plata

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *