Río Uruguay desde santo Tomé (Ctes)

El salmo habla de los ENEMIGOS DE LA PAZ, los peores son estos; lengua malvada, labio mentiroso, lengua embustera…
Dicen los Proverbios: La riqueza que amasa la lengua embustera se esfuma como el humo y  es  una trampa mortal.
Afirma- Decreta- recita mantras y jaculatorias diciendo con tu lengua y tu corazón: Yo, ¡cómo proclamo la PAZ!
Hasta mañana, bendiciones.

Salmo 119

En mi angustia clamé al Señor
y él me respondió.
Señor, líbrame del labio mentiroso,
de la lengua embustera.

¿Qué te dará y qué te añadirá,
lengua embustera?

Flechas de arquero afiladas
y brasas de retama.

¡Ay de mí, emigrado cerca de Masac,
acampado junto a las tiendas de Cadar!

Habito demasiado cerca
de quien odia la paz.

Yo, ¡cómo proclamo la paz!
¡y ellos prefieren la guerra!

***

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *