La experiencia del pueblo de Israel fuera de su tierra, lejos de su hogar produjo en ellos una fuerte conmoción. El regreso a a la tierra prometida es, para ellos, una inmensa, profunda y extensa alegría. Así nos pasa a los humanos lejos de Dios exilio, cerca de Dios, es como el regreso a casa….Este regreso se realiza, en bastantes ocasiones, de manos de tu ángel.
Te propongo esta jaculatoria-mantra para el día de los ángeles custodios: «El ángel del Señor va delante de mí. Lo escucho y lo sigo«.
Feliz jornada de los santos ángeles custodios, ellos son nuestros guías al Hogar de la Alegría…….Seguir leyendo →

SALMO 126-125

Cuando el Señor cambió la suerte de Sión,
nos parecía soñar:
la boca se nos llenaba de risas,
la lengua de cantares.

Hasta los gentiles decían:
«El Señor ha estado grande con ellos».
El Señor ha estado grande con nosotros,
y estamos alegres.

Que el Señor cambie nuestra suerte,
como los torrentes del Negueb.
Los que sembraban con lágrimas,
cosechan entre cantares.

Al ir, iba llorando,
llevando la semilla;
al volver, vuelve cantando,
trayendo sus gavillas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *