No pudieron conmigo: ni la  envidia, ira, rencor, venganza, codicia, pereza, sensualidad…?
Porque fue un don de Dios que «rompió sus coyundas«, Bendecimos.
Bien- Decir. Desear Bien…
Jaculatoria- Mantra- Decreto- Afirmación: Os bendecimos en el nombre del Señor.
Feliz jornada. Te bendigo, en el nombre de Dios.

Salmo 128

¡Cuánta guerra me han hecho desde mi juventud
–que lo diga Israel–,
cuánta guerra me han hecho desde mi juventud,
pero no pudieron conmigo!

Sobre mis espaldas metieron el arado
y alargaron los surcos.
Pero el Señor, que es justo,
rompió las coyundas de los malvados.

Retrocedan, avergonzados,
los que odian a Sión;
sean como la hierba del tejado,
que se seca y nadie la siega;

Que no llena la mano del segador
ni la brazada del que agavilla;
ni le dicen los que pasan:
«Que el Señor te bendiga.»

¡Os bendecimos en el nombre del Señor.

***

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *