Parque Iguazú, foto Adrián Nava

Causalmente leía hoy unas palabras de Jesús en las que decía a los apóstoles: «Amaos unos a otros como yo os he amado«. El amor, la amistad y la unidad son regalos maravillosos de la vida sin los que no  puede pasar el ser humano si quiere ser pleno y feliz. La amistad verdadera trae paz, alegría y unidad.
Jaculatoria- mantra- decreto: «Qué paz y qué alegría, convivir los hermanos unidos«.
Mañana se celebra la fiesta de la Ascensión. Es decir, se rememora el día que Jesús subió al Cielo. Y comienza el Decenario al Espíritu Santo, si quieres saber qué es haz clik aquí. Paz y bien.

Salmo 133 (132)

Ved qué paz y qué alegría,
convivir los hermanos unidos.

Es ungüento precioso en la cabeza,
que va bajando por la barba,
que baja por la barba de Aarón,
hasta la franja de su ornamento.

Es rocío del Hermón, que va bajando
sobre el monte Sión.
Porque allí manda el Señor la bendición:
la vida para siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *