Playa Ramírez, Montevideo (Uruguay), imagen de Laura Lissa Borello

Jesús les dijo a sus discípulos: Os digo esto para que encontréis la paz en mí».
+++
Escúlcalo o léelo

+++
En esta primera parte del salmo 18, se entona un himno de alabanza al Creador, cuya misteriosa grandeza se manifiesta  de forma especial en el sol y en la luna.
Ver el sol y la luna como parte activa de tu vida, parte de la existencia del ser humano.
Mantra: “A toda la tierra alcanza su pregón”.
O también, «sale de su alcoba a recorrer su camino«.
Paz y Bien. Bendiciones.

Salmo 18 I

El cielo proclama la gloria de Dios,
el firmamento pregona
la obra de sus manos:
el día al día le pasa el mensaje,
la noche a la noche se lo susurra.

Sin que hablen, sin que pronuncien,
sin que resuene su voz,
a toda la tierra alcanza su pregón
y hasta los límites del orbe su lenguaje.

Allí le ha puesto su tienda al sol:
él sale como el esposo de su alcoba,
contento como un héroe,
a recorrer su camino.

Asoma por un extremo del cielo,
y su órbita llega al otro extremo:
nada se libra de su calor.

***

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete

Te puede interesar también,

La venganza y su antídoto

 

One thought on “Salmo 18 I, a recorrer tu camino, veintisiete de enero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *