Jesús les dijo a sus discípulos: Os digo esto para que encontréis la paz en mí. En el mundo tendrán que sufrir; pero tened valor: yo he vencido al mundo».
+++
La violeta es una flor hermosa para decorar la casa o el jardín. Son muy ornamentales y desprenden un aroma ligero y agradable. Pero para que estas cualidades sobresalgan hay que cuidarlas con mimo.
Lee o escucha:

+++
En esta primera parte del salmo 18, se entona un himno de alabanza al Creador, cuya misteriosa grandeza se manifiesta  de forma especial en el sol y en la luna. Mirando desde lo más grandioso, a lo más pequeño, -como cuando observamos una flor de violeta-, Dios se hace presente.
Decreto: “Sin que resuene su voz, a toda la tierra alcanza su pregón”.
Paz y Bien. Bendiciones.

Salmo 18 I

El cielo proclama la gloria de Dios,
el firmamento pregona
la obra de sus manos:
el día al día le pasa el mensaje,
la noche a la noche se lo susurra.

Sin que hablen, sin que pronuncien,
sin que resuene su voz,
a toda la tierra alcanza su pregón
y hasta los límites del orbe su lenguaje.

Allí le ha puesto su tienda al sol:
él sale como el esposo de su alcoba,
contento como un héroe,
a recorrer su camino.

Asoma por un extremo del cielo,
y su órbita llega al otro extremo:
nada se libra de su calor.

También te puede interesar,

La Querencia, un amor auténtico

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *