meirino salmos gumersindoLlueve. Un señor canoso entrado en años, con cara de amargado dice: ¡qué porquería de tiempo, no para de llover! A los pocos minutos  una señora de mediana edad, jovial y alegre, comenta: − ¡qué hermosa lluvia! ¡Qué felices están las plantas!
Dios habla, algunos no entienden; otros sí. Los que entienden se sienten reconfortados en el alma, como dice el salmo, se alegra su corazón…, el que piensa bien entiende a Dios, las palabras dulces llegan al corazón …
Buen día amigo a que tienes los ojos limpios e iluminados

Salmo 19(18),8.9.10.15

La ley del Señor es perfecta,
reconforta el alma;
el testimonio del Señor es verdadero,
da sabiduría al simple.

Los preceptos del Señor son rectos,
alegran el corazón;
los mandamientos del Señor son claros,
iluminan los ojos.

La palabra del Señor es pura,
permanece para siempre;
los juicios del Señor son la verdad,
enteramente justos.

¡Ojalá sean de tu agrado
las palabras de mi boca,
y lleguen hasta ti mis pensamientos,
Señor, mi Roca y mi redentor!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *