Orquídeas, imagen Irupé Dacunda

La tercera parte de este salmo es  un Himno al Señor, rey universal.
Ante la victoria sobre el muerte,  que es sin duda alguna el mayor enemigo del ser humano que no despierta, este canta, alaba, agradece…, lo cuenta y lo canta a los cuatro puntos cardinales en señal de victoria y agradecimiento:
Jaculatoria: Se volverán al Señor todos los confines de la tierra.

Hasta mañana paz y bien

Salmo 21 C

Lo recordaran y se volverán al Señor,
todos los confines de la tierra,
se postrarán en su presencia
todas las familias de los pueblos;

porque el Señor es Rey,
él gobierna a los pueblos.

Ante él se postrarán
los que duermen en la tierra,
en su presencia se encorvarán
los que bajan al polvo.

Mi vida la conservará.
Mi descendencia le servirá,
hablará de mi Dueño a la generación venidera
contará su justicia al pueblo por nacer:
Así actuó el Señor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *