salmo 22, el señor es mi pastor, gumersindo meirinoSi has escuchado alguna palabra de aliento, de consuelo, de ánimo, de fortaleza, una palabra constructiva, positiva, esperanzadora…, todo eso lo puedes encontrar en este salmo. Esponja el alma, la revive, le da un nuevo brío.
Te propongo esta maravillosa jaculatoria-mantra para el día de hoy: «El Señor es mi pastor nada me falta«. Y recuerda lo que decíamos ayer y, entonces puedes repetirla así. «Adonai es mi pastor nada me falta»
Paz y bien. Bendiciones

Salmo 23-22

El Señor es mi pastor nada me falta
En verdes praderas me hace reposar,
me conduce a fuentes tranquilas
y recrea mis fuerzas.

Me guía el sendero adecuado
haciendo gala su oficio.

Aunque camine por lúgubres cañadas,
ningún mal temeré, porque tú vas conmigo;
tu vara y tu bastón me defienden.

Preparas ante mí una mesa
en presencia de mis enemigos;
me unges con perfume la cabeza,
y mi copa rebosa.

¡La bondad y el amor me escoltan
todos los días de mi vida!

Y habitaré en la casa del Señor
a lo largo de mis días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *