Imagen de Pixabay

«Ellos, los Magos de Oriente, después de oír al rey, se pusieron en camino, y he aquí que la estrella que habían visto en el Oriente iba delante de ellos, hasta que llegó y se detuvo encima del lugar donde estaba el niño. .Al ver la estrella se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa; vieron al niño con María su madre y, postrándose, le adoraron; abrieron luego sus cofres y le ofrecieron dones de oro, incienso y mirra. Y, avisados en sueños que no volvieran donde Herodes, se retiraron a su país por otro camino.».
+++
La confianza en Dios, se fundamenta, según el salmista, en que Dios es roca, es refugio y fortaleza.
El salmo  te lleva en una ida y venida por los distintos estados emocionales del ser humano. Pero siempre aparece una estrella que si miras al Cielo, te guía.  Como en el caso de los Reyes Magos, que encontraron la estrella que les guió al Portal de Belén, donde había nacido Jesús.
Hoy fiesta de Epifanía, mira lo que piensa un místico oriental, Yogananda, sobre esta fiesta haciendo clik aquí.
Puedes repetir este mantra: «Por tu nombre, guíame, condúceme«.
Hasta mañana, bendiciones.

Léelo o escúchalo:     

Salmo 30 A

A ti, Señor, me acojo:
no quede yo nunca defraudado;
tú, que eres justo, ponme a salvo,
inclina tu oído hacia mí;

Ven aprisa a librarme,
sé la roca de mi refugio,
un baluarte donde me salve,
tú que eres mi roca y mi baluarte;

por tu nombre dirígeme y guíame:
sácame de la red que me han tendido,
porque tú eres mi amparo.

En tus manos encomiendo mi espíritu:
tú, el Dios leal, me librarás.

***

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete

También te puede interesar, haz clic en la frase en mayúscula

DIA  DE  LOS  REYES  MAGOS  ORACIÓN  POR  LA PAZ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *