Hay creyentes teóricos que en realidad son  ateos prácticos, son los que dicen que creen en Dios pero actúan “como si Dios no existiese”, no respetan al otro, le roban sus fuerzas, se creen superiores, no respetan….
Hay ateos teóricos que dicen que no creen en Dios, pero luego se comportan con los demás como si fueran sus hermanos, y son personas de bien, y actúan “como si Dios sí existiese”.  En realidad son creyentes prácticos porque creen en el bien, en la paz, en la misericordia… están cerca de Dios.
Puedes decir hoy esta pregunta en tu corazón que te sirva de jaculatoria- mantra- decreto: ¿No hay quien haga el bien?
Pues sí hay; uno de ellos fue el educador de la juventud, cuya fiesta celebramos hoy, Juan Bosco, fundador de los Salesianos conócelo haciendo clik aquí.

Salmo  54–53

Dice en su corazón el insensato: «¡No hay Dios!»
Corrompidos están, de conducta abominable,
no hay quien haga el bien.

Se asoma Dios desde los cielos
hacia los hijos de Adán,
por ver si hay un sensato,
alguien que busque a Dios.

Todos ellos están descarriados,
en masa pervertidos.
No hay quien haga el bien, ni uno siquiera.
¿No aprenderán todos los agentes de mal
que comen a mi pueblo como se come el pan,
y no invocan a Dios?

Allí de espanto temblarán,
donde nada hay que espante.
Pues Dios dispersa los huesos de tu sitiador,
se les ultraja porque Dios los rechaza.

¿Quién traerá de Sión la salvación de Israel?
¡Cuando Dios cambie la suerte de su pueblo,
exultará Jacob, se alegrará Israel! “

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *