Amanece en Posadas- Misiones Ar, foto Rocío Abril

Después de vencer a los enemigos y el éxodo el pueblo ya está situado en su Destino.
El séquito del rey llega a Sión el monte Santo. Ahí empiezan las fiestas y las danzas. El monte Sión, la ciudad Santa, el Templo donde vive Dios, es lugar de Alegría, de Algazara, Gozo desbordante…
Jaculatoria- Mantra- Decreto: Reyes de la tierra, cantad a Dios, tocad para el Señor (Adonai).
Hoy fiesta de Juan Pablo II, para conocerlo más y hacer una oración, haz clik aquí.
Paz y Alegría, hasta mañana.

Salmo 67 C

Aparece tu cortejo, ¡oh Dios!
el cortejo de mi Dios, de mi Rey,
hacia el santuario.

Al frente marchan los cantores;
los últimos, los tocadores de arpa;
en medio las muchachas van tocando panderos.

«En el bullicio de la fiesta bendecid a Dios,
al Señor, estirpe de Israel.»

Va delante Benjamín, el más pequeño;
los príncipes de Judá con sus tropeles;
los príncipes de Zabulón,
los príncipes de Neftalí.

¡Oh Dios!, despliega tu poder,
tu poder, ¡oh Dios!, que actúa en favor nuestro.
A tu templo de Jerusalén
traigan los reyes su tributo.

Reprime a la Fiera del Cañaveral,
al tropel de los toros,
a los Novillos de los pueblos.

Que se rindan con lingotes de plata:
dispersa las naciones belicosas.
Lleguen los magnates de Egipto,
Etiopía extienda sus manos a Dios.

Reyes de la tierra, cantad a Dios,
tocad para el Señor,
que avanza por los cielos,
los cielos antiquísimos,
que lanza su voz, su voz poderosa:
«Reconoced el poder de Dios.»

Sobre Israel resplandece su majestad,
y su poder sobre las nubes.
Desde el santuario Dios impone reverencia:
es el Dios de Israel
quien da fuerza y poder a su pueblo.

¡Dios sea bendito!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *