Río Paraná en Ctes- AR, imagen Carlos Vitelleschi

Y aquí está la conclusión de este salmo. 
Pasamos de estar con el agua al cuello,
a poner el remedio: me acercaré a ti;
y ahora toca recoger los frutos.
Al sentirse escuchado por Dios, «levantado»,
del salmista brota un canto de alabanza,
proclamando la grandeza de Dios…
que renueva todo, lo reconstruye...,
hasta el corazón humano revivirá…,
no hay nada a que temer.
Afirmación: Buscad a Adonai (al Señor) y revivirá vuestro corazón.

+++

Para seguir con UNOx100 , en el MES DE AGOSTO,  haz clic AQUÍ.

Mañana gran fiesta de Santa María, Asunción en cuerpo y alma al Cielo, haz clic AQUÍ.

Salmo 68 C

Yo soy un pobre malherido;
Dios mío, tu salvación me levante.

Alabaré el nombre de Dios con cantos,
proclamaré su grandeza con acción de gracias;
le agradará a Dios más que un toro,
más que un novillo con cuernos y pezuñas.

Miradlo los humildes y alegraos,
buscad al Señor, y revivirá vuestro corazón.
Que el Señor escucha a sus pobres,
no desprecia a sus cautivos.
Alábenlo el cielo y la tierra,
las aguas y cuanto bulle en ellas.

El Señor salvará a Sión,
reconstruirá las ciudades de Judá,
y las habitarán en posesión.
La estirpe de sus siervos la heredará,
los que aman su nombre vivirán en ella.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

Quizás te interese también:

Asunción de María en cuerpo y alma. Quince de agosto

One thought on “Salmo 68 C, Renovarse reconstruir re-vivir, catorce de agosto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *