Laxe Galicia España

Seguimos con el salmo de ayer. En tu interior esas luchas han de recordarte que Dios es el Creador de todo y por lo tanto, si estás cerca de Dios, nada ni nadie puede ser dueño de tu vida. Solo Dios ha de ser el Centro.
La jaculatoria – mantra- decreto de hoy podría ser este: ¡Levántate, oh Dios, defiende tu causa!, lo cual quiere decir que Dios está de tu parte, si le escuchas sales victorioso en tus batallas internas.
Hasta mañana, bendiciones.

Salmo 74- 73 II

Tú con tu fuerza agitaste el Mar,
quebraste las cabezas del monstruo marino.
Tú aplastaste las cabezas de Leviatán,
las echaste como pasto a manadas de fieras.
Tú alumbraste manantiales y torrentes,
tú secaste ríos inagotables.
Tuyo es el día, tuya también la noche,
tú colocaste la luna y el sol.
Tú trazaste los límites del mundo,
el verano y el invierno tú los creaste.
Recuérdalo: el enemigo te afrenta, Señor,
y un pueblo insensato desprecia tu Nombre.
No entregues al depredador
la vida de tu tórtola,
no olvides para siempre la vida de tus pobres.
Fíjate en la alianza:
que los escondrijos del país
están repletos de focos de violencia.
¡
No quede defraudado el oprimido,
que el humilde y el pobre alaben tu Nombre!
¡
Levántate, oh Dios, defiende tu causa!,
recuerda las continuas ofensas del insensato,
no olvides el griterío de tus adversarios,
el creciente vocerío de tus agresores.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *