Imagen de Ruth Dacunda

El salmo muestra a tres grandes protagonistas: ellos (los gentiles), nosotros (el pueblo elegido) y (Dios).
Ellos, los «gentiles», nuestros vecinos: invaden, profanan, reducen a ruinas, echan en pasto, asesinan, no entierran a los muertos, se burlan ….
, oh Dios, enojado (no lo estés para siempre), socórrenos, libéranos, perdónanos, venga la sangre derramada, escucha nuestros lamentos y perdónanos; aplica la ley de Talión, incluso siete veces más…
«Nosotros» somos siervos de Dios, leales, la irrisión de los vecinos, pecadores como nuestros padres, abatidos, cautivos y asesinados, pueblo de Dios y ovejas de su rebaño.
Si , oh Dios, dejas tu enojo y respondes de acuerdo a tu ternura; ellos serán abatidos y nosotros te daremos gracias y cantaremos tu gloria.
Decreto: Que tu compasión nos alcance pronto.
Paz y Alegría, feliz jornada.
¿Te animas a hacer la Novena a san Antonio de Padua? Pues, empecemos,  por el día primero, haz clic aquí.

Salmo 78

Dios mío, los gentiles han entrado en tu heredad,
han profanado tu santo templo,
han reducido Jerusalén a ruinas.

Echaron los cadáveres de tus siervos
en pasto a las aves del cielo,
y a la carne de tus fieles a las fieras de la tierra.

Derramaron su sangre como agua
en torno a Jerusalén, y nadie la enterraba.

Fuimos el escarnio de nuestros vecinos,
la irrisión y la burla de los que nos rodean.

¿Hasta cuándo, Señor?
¿Vas a estar siempre enojado?
¿Va a arder como fuego tu cólera?

No recuerdes contra nosotros
las culpas de nuestros padres;
que tu compasión nos alcance pronto,
pues estamos agotados.

Socórrenos, Dios salvador nuestro,
por el honor de tu nombre;
líbranos y perdona nuestros pecados
a causa de tu nombre.

¿Por qué han de decir los gentiles:
«Dónde está tu Dios»?
Que a nuestra vista conozcan los gentiles
la venganza de la sangre de tus siervos derramada.

Llegue a tu presencia
el gemido del cautivo:
con tu brazo poderoso,
salva a los condenados a muerte.

Mientras, nosotros, pueblo tuyo,
ovejas de tu rebaño,
te daremos gracias siempre,
cantaremos tus alabanzas
de generación en generación.

+++

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

También te puede interesar,

San Antón, Antonio abad, protector de los animales domésticos, 17 de enero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *