Alto do Cebreiro, Fray Paco Castro

Juan Bautista anunciaba:  Yo os he bautizado  con agua, pero él os bautizará con el Espíritu Santo.
+++
Salmo difícil. Pero es bueno que la mente, a veces, no abarque el sentido profundo y se sumerja, «más allá de la mente», donde vive el espíritu.
Entonces empieza a entender con los sentidos internos, y le guía la sabiduría interior. Léelo sin entender pero acepta la luz que pueda entrar en tu corazón, al recitarlo.
Jaculatoria: Tañed en honor del Señor.
o también: La esperanza del humilde no perecerá
Paz y Alegría hasta mañana

Salmo 9 B

Tañed en honor del Señor, que reside en Sión;
narrad sus hazañas a los pueblos;
él venga la sangre, él recuerda,
y no olvida los gritos de los humildes.

Piedad, Señor; mira como me afligen mis enemigos;
levántame del umbral de la muerte,
para que pueda proclamar tus alabanzas
y gozar de tu salvación en las puertas de Sión.

Los pueblos se han hundido en la fosa que hicieron,
su pie quedó prendido en la red que escondieron.
El Señor apareció para hacer justicia,
y se enredó el malvado en sus propias acciones.

Vuelvan al abismo los malvados,
los pueblos que olvidan a Dios.
El no olvida jamás al pobre,
ni la esperanza del humilde perecerá.

Levántate, Señor, que el hombre no triunfe:
sean juzgados los gentiles en tu presencia.
Señor, infúndeles terror,
y aprendan los pueblos que no son más que hombres.

***

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete

También te puede interesar,

El saber ocupa lugar

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *