Nacida entre el muro y la tierra, imagen de Adriana Avico
Uno de los venenos de la mente -así lo llaman en las culturas orientales cuando crece en demasía-, más perniciosos es el miedo, que paraliza al ser humano.
Una persona con miedo es un peligro para él y para los demás…
Este salmo te invita a reflexionar, ¿se puede vencer el terror? ¿se puede vivir, aún rodeado de peligros, con paz y tranquilidad?
Un salmo que conviene tener presente con frecuencia.
Decreto: Porque a sus ángeles ha dado órdenes para que te guarden en tus caminos.
Paz y Alegría, hasta mañana.
+++

Salmo 90
A la sombra del Omnipotente

Tú que habitas al amparo del Altísimo,
que vives a la sombra del del Omnipotente,
di al Señor: ‘Refugio mío, alcázar mío.
Dios mío, confío en ti.’

Él te librará de la red del cazador,
de la peste funesta.
Te cubrirá con sus plumas,
bajo sus alas te refugiarás;
su brazo es escudo y armadura.

No temerás el espanto nocturno,
ni la flecha que vuela de día,
ni la peste que se desliza en las tinieblas,
ni la epidemia que devasta a mediodía.

Caerán a tu izquierda mil,
diez mil a tu derecha;
a ti no te alcanzará.

Tan sólo abre tus ojos
y verás la paga de los malvados,
porque hiciste del Señor tu refugio,
tomaste al Altísimo por defensa.

No se te acercará la desgracia,
ni la plaga llegará hasta tu tienda,
porque a sus ángeles ha dado órdenes
para que te guarden en tus caminos;

te llevarán en su palma,
para que tu pie no tropiece en la piedra;
caminarás sobre áspides y víboras,
pisotearás leones y dragones.

«Se puso junto a mí: lo libraré;
lo protegeré porque conoce mi nombre,
me invocará y lo escucharé.

Con él estaré en la tribulación, lo defenderé,
lo glorificaré; lo saciaré de largos días,
y le haré ver mi salvación. »  

***

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

Vision, la Vida de Hildegarda de Bingen

  ¡¿Cómo hacerse amigo del Miedo? Javier Akerman – Sangye Dorje

 

2 thoughts on “Salmo 90, a sus ángeles ha dado órdenes, dieciocho de junio

  1. Lo tomo como el Salmo de cabecera, especialmente esta parte:
    No se te acercará la desgracia,
    ni la plaga llegará hasta tu tienda,
    porque a sus ángeles ha dado órdenes
    para que te guarden en tus caminos;

    Jesús Misericordioso… en Vos Confío

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *