Río Paraná en Ctes- AR, imagen Carlos Vitelleschi

El  mal, la violencia, la injusticia…., desde el inicio de la humanidad la pregunta se repite con insistencia, ¿dónde está Dios…, dónde?
La respuesta sigue dando vueltas en nuestra pequeña mente.
El salmista responde. Dios, lo sabe, conoce el mal. Todo ha de tener sentido, aunque el ser humano no lo comprenda…
Mantra: Sabe el Señor que los pensamientos humanos son insustanciales.
Bendiciones, hasta mañana.

Salmo 93 A

Dios de la venganza, Señor,
Dios de la venganza, resplandece.
Levántate, juzga la tierra,
paga su merecido a los soberbios.

¡Hasta cuándo, Señor, los culpables,
hasta cuándo triunfarán los culpables?
Sueltan la lengua profiriendo insolencias,
se jactan los malhechores;

trituran, Señor, a tu pueblo,
oprimen a tu heredad;
asesinan a viudas y forasteros,
degüellan a los huérfanos,
y comentan: «Dios no lo ve,
el Dios de Jacob no se entera.»

Enteraos los más necios del pueblo,
ignorantes, ¿cuánto discurriréis?
El que plantó el oído, ¿no va oír?;
el que formó el ojo, ¿no va a ver?;

el que educa a los pueblos, ¿no va a castigar?;
el que instruye al hombre, ¿no va a saber?
Sabe el Señor que los pensamientos del hombre
son insustanciales.

***

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

One thought on “Salmo 93 A, pensamientos sin sustancia, veinte de septiembre

  1. Un Salmo ideal para estos tiempos….
    Dios, lo sabe, conoce el mal. Todo ha de tener sentido, aunque el ser humano no lo comprenda…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *