Salmos para orar dacundaLa alegría y el gozo del corazón es una señal inequívoca de que andas en el buen camino. Si reconoces quién organiza el Universo, quién es el que reina en las naciones, el que mantiene firme y no vacila…, sentirás ese gozo cada vez más en lo hondo de tu corazón. Un salmo para unirse al gozo de la Creación, al de los árboles, al de los frutos del campo…en este martes santo, donde se recuerda las insidias de los enemigos de Jesús, para eliminarlo porque es un peligro para su seguridad, no dejes de mirar más allá de lo material para descubrir a Dios detrás de todo, esto da alegría y paz. Hasta mañana, bendiciones.

Salmo 96(95),10.11-12.13.

Digan entre las naciones: «El Señor reina!
El mundo está firme y no vacilará.
El Señor juzgará a los pueblos con rectitud.»

Alégrese el cielo y exulte la tierra,
resuene el mar y todo lo que hay en él;
regocíjese el campo con todos sus frutos,
griten de gozo los árboles del bosque.

Griten de gozo delante del Señor,
porque él viene a gobernar la tierra:
Él gobernará al mundo con justicia,
y a los pueblos con su verdad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *