Salmo 51 (50), cada día veintiocho de enero, un corazón puro

El rey David es un gran rey, un gran hombre. A él se le atribuye […]

Salmo 51 (50), cada día trece de julio, devuélveme la alegría

El rey David cometió graves maldades. Se equivocó feo, muy feo. Nadie está confirmado en […]