Salmo 19 (18), cada día catorce de enero, reconforta el alma

Llueve. Un señor canoso entrado en años, con cara de amargado dice: ¡qué porquería de […]