Salmo 22, cada día diecisiete de agosto, me unges la cabeza

  Muchos símbolos profundos y bellos en este salmo. Si lo recitas con el corazón […]

Salmo 23 (22), veintiocho de diciembre, nada me falta

“Padre hoy me he levantado cansada, un poco triste y muy desilusionada. Me preguntará el […]