Salmo 62 (61), cada día diez de febrero, solo en Dios descansa mi alma

No esperes a lo que conseguirás mañana para disfrutarlo. Regocíjate, da gracias, salta de alegría […]