Cada día, veintiuno de enero, me adelanto a la aurora, salmo 119

Es buen salmo para levantarse cada mañana y recitarlo. “Me adelanto a la aurora pidiendo […]