Día octavo: Cosmos y Mundo

Imagen de René Rauschenbergen Pixabay

Invocación inicial

Pedimos protección del lugar y de nuestra persona al ángel de la guarda, a nuestro ángel personal. Oración del Padrenuestro y el Avemaría

Luego puedes decir:

Ven Espíritu Santo ilumina mi mente, da calor a mi corazón para que escuche la voz y entienda los mensajes que los ángeles de Jofiel envían a mi corazón y tenga la fuerza necesaria para ponerlos en práctica. Amén

Lectura:  En aquel tiempo dijo Jesús : Bienaventurados los limpios de corazón porque ellos verán a Dios.

 

Reflexión en silencio habla con el arcángel Jofiel y sus ángeles. Deja que hable y escuche tu corazón. Puedes hacerlo teniendo presente que Jofiel, –al igual que Uriel y los otros arcángeles– es Luz, como decíamos. Una luz una belleza que se reflejan de forma brillante en un corazón limpio y puro.

En la antigüedad el ser humano vivía íntimamente relacionado con la naturaleza y de esta íntima relación aprendía muchas cosas. Por ejemplo, los griegos aprendieron y amaron el orden y la armonía que experimentaban cada día en ese contacto; de ahí que le dijeran “cosmos” a todo lo que conocían, palabra griega que significa eso, Orden, Armonía. Lo mismo los romanos en sus conquistas por el vasto imperio descubrieron que todo era puro y limpio. Y le llamaron “mundo”, palabra de origen latino que significa limpio.

La limpieza física es un reflejo de la limpieza mental y espiritual (del corazón). Cuando hay limpieza, hay Mundo, sino hay in-mundicia (busca en el diccionario la palabra inmundicia y anótalo en tu cuaderno)

El orden y la armonía en lo externo es reflejo y armonía de tu mente y de tu espíritu (de tu corazón). Cuando no hay Cosmos hay caos (busca en el diccionario la palabra y anótalo en tu cuaderno)

  • ¿Cómo es la limpieza de tu casa, de tu habitación, de tu despacho, de tu cosas personales?
  • ¿Cómo está de limpia tu calle, delante de tu casa, el barrio? ¿Colaboras?
  • ¿Cómo son de limpios y puros tus pensamientos, tus deseos, tus intenciones?
  • ¿Cómo son de limpios tus acciones y obras?
  • Haz balance en tu realidad ¿hay más Cosmos y Mundo o más kaos e inmundicia?

Déjate acompañar por Jofiel y sus ángeles para desplegar esa limpieza en todo lo que eres y hagas.

Oración al arcángel Jofiel y a sus ángeles:

Arcángel Jofiel, Luz y Belleza de la Divinidad, entiendo que la Luz y la Belleza son parte de la misión que he venido a cumplir a este planeta tierra, acepto el camino que debo recorrer, muéstrame con tu luz, los senderos que he de recorrer, que nunca me falten los medios materiales para ir cumpliendo los distintos objetivos de mi misión; que aprenda discernir los mensajes que me llegan y así destruir las tinieblas que me impiden ver por donde voy y hacia donde.
Arcángel Jofiel que sienta la unión con la naturaleza, con los seres vivos y con todos los seres vivos con los que convivo en el planeta tierra y en ellos descubra siempre la Luz que ilumina la Belleza que hay detrás de todo.
Recibo y acepto la Luz que viene de la mano de Dios a través de tu intercesión. Amén

Invocación final:

Agradezco a mi ángel de la guarda su compañía y su protección del lugar, de mi energía durante este diálogo con Jofiel y sus ángeles.

Termino con el Padrenuestro y el Avemaría.

***

Para ir al inicio de la Novena haz clic aquí

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete

También te puede interesar,

Novena a San Benito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *