Josué con el arcángel Miguel

Día Primero: Descalzo

Invocación inicial

Pedimos protección del lugar y de nuestra persona al ángel de la guarda, a nuestro ángel personal. Oración del Padrenuestro y el Avemaría

Luego puedes decir:

Ven Espíritu Santo ilumina mi mente, da calor a mi corazón para que entienda los mensajes de los ángeles, para que pueda escuchar la voz de los ángeles de Miguel en mi corazón y tenga la fuerza necesaria para ponerlos en práctica. Amén

Se recomienda el primer día de la Novena y el último recitar con fe el salmo 90- 91, lo encuentras haciendo clic aquí

Día Primero: lectura tomada del libro de Josué:
Se descalzó

 Estando ya cerca de Jericó, Josué levantó la vista y vio a un hombre en pie frente a él con la espada desenvainada en la mano. Josué fue hacia él y le preguntó: ¿Eres de los nuestros o del enemigo?
Contestó: No. Soy el general del ejército del Señor, y acabo de llegar.
Josué cayó rostro en tierra, adorándolo. Después le preguntó: ¿Qué orden trae mi señor a su siervo?
El general del ejército del Señor le contestó: Descálzate, porque el sitio que pisas es sagrado. Josué se descalzó.

Reflexión:

Entra descalzo en este camino de diálogo con Miguel y sus ángeles. Descálzate de prejuicios, de ideas preconcebidas, de conceptos viejos y caducos…, vacía primero si quieres lo físico, las ropas de tu armario, los adornos de tu casa, lo inútil a nivel material; luego pasa a nivel mental: ideas- deseos- pensamientos…, da lugar a lo Nuevo

Penetras, con Miguel y sus ángeles, en otras Dimensiones Sagradas, te contactas con seres espirituales que cumplen su misión, desde la fortaleza y la justicia. Ellos van delante de ti con su espada de luz, van detrás de ti, a un lado y al otro, arriba y abajo. Déjate guiar por ellos. Suelta el barro pegado a tus pies, eleva tu mirada a lo Alto y deja que hable tu corazón y, sobre todo, deja que tu corazón escuche.
Escóndete bajo su escudo protector, cuando las tormentas de la vida, parece que te hunden. Deja que pasen, bajo su escudo protector y luego sale de nueve con fe a moverte por los distintos Caminos de La Vida.

Tiempo de silencio y diálogo con el arcángel Miguel y sus ángeles.

Oración al arcángel Miguel y a sus ángeles:

Oración final

Arcángel Miguel, que luchas para que se haga justicia, envía a tus santos ángeles para que me acompañen en todos mis caminos. Aparta de mí la maldad y la oscuridad, que mi vida sea guiada por la Luz. Que todos los obstáculos que encuentre sean vencidos en el Nombre de Jesús. Que el bien y la bondad triunfen siempre en mi vida. Que los ángeles de la oscuridad no me vean, ni me escuchen, ni me encuentren, que pase desapercibido para ellos. Que tu espada de Luz aparte de mí  toda palabra, obra, pensamiento o deseo de ira y violencia. Que tu espada de Luz me ayude a discernir y nunca confunda los caminos para que elija libremente el Camino de la Verdad y la Vida. Por Cristo, Maestro y Guía. Amén.

Invocación final:

Agradezco a mi ángel de la guarda su compañía y su protección del lugar, de mi energía durante este diálogo con Miguel y sus ángeles.

Recito la misma oración que hacen millones de personas al arcángel Miguel: Oración de León XIII:
Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha. Sé nuestro amparo contra la perversidad y acechanzas del demonio. Que Dios manifieste sobre él su poder, es nuestra humilde súplica. Y tú, oh Príncipe de la Milicia Celestial, con el poder que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás, y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.

Termino con el Padrenuestro y el Avemaría.

***

Para ir al inicio de la Novena haz clic aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *