Miguel arcángel

Día Octavo: La abrió los ojos

Invocación inicial

Pedimos protección del lugar y de nuestra persona al ángel de la guarda, a nuestro ángel personal. Oración del Padrenuestro y el Avemaría

Luego puedes decir:

Ven Espíritu Santo ilumina mi mente, da calor a mi corazón para que entienda los mensajes de los ángeles, para que pueda escuchar la voz de los ángeles de Miguel en mi corazón y tenga la fuerza necesaria para ponerlos en práctica. Amén

Día sexto: Tomado del libro de Daniel
Miguel se levantará

 ”Entonces se levantará Miguel, el gran príncipe protector de tu pueblo.

Habrá un período de angustia, como no lo ha habido jamás desde que las naciones existen. Serán salvados los de tu pueblo, cuyo nombre se halla anotado en el libro,  y del polvo de la tierra se levantarán las multitudes de los que duermen, algunos de ellos para vivir por siempre, pero otros para quedar en la vergüenza y en la confusión perpetuas.

Los sabios resplandecerán con el brillo de la bóveda celeste; los que instruyen a las multitudes en el camino de la justicia brillarán como las estrellas por toda la eternidad.

» ”Tú, Daniel, guarda estas cosas en secreto y sella el libro hasta la hora final, pues muchos andarán de un lado a otro en busca de cualquier conocimiento.”

»Yo, Daniel, vi ante mí a otros dos hombres; uno de ellos estaba en una orilla del río, y el otro en la orilla opuesta. Uno de ellos le dijo al hombre vestido de lino, que estaba sobre las aguas del río: “¿Cuánto falta para que se cumplan estas cosas tan increíbles?”

»Yo pude ver y oír cuando el hombre vestido de lino, que estaba sobre las aguas del río, levantó las manos al cielo y juró por el que vive para siempre: “Faltan tres años y medio.

Reflexión:

Siempre habrá personas que siembren semillas de luz y otras, –de forma misteriosa– que seguirán por el camino de la oscuridad. Cada uno ha de saber cuál es su camino y decidir cuál sigue.
A los que se deciden a seguir por el Camino de la Luz, tienen que estar atentos al arcángel Miguel y a sus ángeles que lo iluminarán con su espada de Luz.

Recuerda donde hay luz, no hay oscuridad. Y viceversa donde hay oscuridad no hay luz.

Basta con encender una luz para que la oscuridad desaparezca. Esta se puede encender de varias maneras te propongo una: di una palabra agradable, de consuelo, de esperanza de ánimo…, no digas nunca una palabra malsonante. Palabras de Luz.

Dicho de forma caballeresca, los hijos de la luz, caminan bajo el estandarte de Miguel y sus ángeles. No debemos tener miedo a la oscuridad. Solo hemos de estar atentos para encender la luz cuando advertimos que la oscuridad parece que te invade. ¿Se entiende bien? Si no pregúntale a Miguel y a sus ángeles

Tiempo de silencio y diálogo con el arcángel Miguel y sus ángeles.

Oración al arcángel Miguel y a sus ángeles:

Oración final

Arcángel Miguel, que luchas para que se haga justicia, envía a tus santos ángeles para que me acompañen en todos mis caminos. Aparta de mí la maldad y la oscuridad, que mi vida sea guiada por la Luz. Que todos los obstáculos que encuentre sean vencidos en el Nombre de Jesús. Que el bien y la bondad triunfen siempre en mi vida. Que los ángeles de la oscuridad no me vean, ni me escuchen, ni me encuentren, que pase desapercibido para ellos. Que tu espada de Luz corte toda palabra, obra, pensamiento o deseo de ira y violencia. Que tu espada de Luz me ayude a discernir y nunca confunda los caminos para que elija libremente el Camino de la Verdad y la Vida. Por Cristo, Maestro y Guía. Amén.

Invocación final:

Agradezco a mi ángel de la guarda su compañía y su protección del lugar, de mi energía durante este diálogo con Miguel y sus ángeles.

Recito la misma oración que hacen millones de personas al arcángel Miguel: Oración de León XIII:
Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha. Sé nuestro amparo contra la perversidad y acechanzas del demonio. Que Dios manifieste sobre él su poder, es nuestra humilde súplica. Y tú, oh Príncipe de la Milicia Celestial, con el poder que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás, y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.

Termino con el Padrenuestro y el Avemaría.

***

Para ir al inicio de la Novena haz clic aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *