Imagen de Chimdindu Chimereze en Pixabay

Tomás Moro, era el  hombre de confianza del Rey de Inglaterra. Por una cuestión moral- religiosa el Rey le mandó a la cárcel para ser ajusticiado. Desde allí Tomás Moro escribió unas cartas preciosas a su esposa e hija. Y también, se le atribuye esta magnífica oración, que ahora le llaman la oración del buen humor.

Oración del buen humor, de Santo Tomás Moro

Concédeme, Señor, una buena digestión,
y también algo que digerir.
Concédeme la salud del cuerpo,
con el buen humor necesario para mantenerla.
Dame, Señor, un alma santa que sepa aprovechar
lo que es bueno y puro, para que no se asuste ante
el pecado, sino que encuentre el modo de poner
las cosas de nuevo en orden.
Concédeme un alma que no conozca el aburrimiento,
las murmuraciones, los suspiros y los lamentos y no
permitas que sufra excesivamente por ese ser tan
dominante que se llama: YO.
Dame, Señor, el sentido del humor.
Concédeme la gracia de comprender las bromas,
para que conozca en la vida un poco de alegría y
pueda comunicársela a los demás.
Así sea.
***
Quizás te interese también,
 Para conocer mejor a Tomás Moro, puedes ver esta clásica película titulada, Un hombre para la Eternidad,

2 thoughts on “Oración del buen humor, Tomás Moro

  1. Es una linda oración. Los humanos grandes de espíritu siempre tienen sentido del humor, natural y sencillo que hace sonreír al que tiene al lado, aún en momentos complicados.

  2. No conocía esta oración me encantó muchas gracias , no permitas que sufra excesivamente por ese ser dominante que se llama yo !! Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *