Foto Paco Castro ofm
Foto Paco Castro ofm

En el libro del Eclesiástico, hacia el siglo II antes de Cristo, se escriben estas indicaciones sobre cómo despedir a los seres que se van del planeta tierra. Sabiduría que perdura en el tiempo, con lenguaje antiguo, de su época.

«Hijo, por un muerto lágrimas derrama, como quien sufre cruelmente, entona la lamentación; según el ceremonial entierra su cadáver y no seas negligente con su sepultura.
Llora amargamente, date fuertes golpes de pecho, haz el duelo según su dignidad, un día o dos, para evitar murmullos; después, consuélate de la tristeza.
Porque de la tristeza sale la muerte, la tristeza del corazón enerva las fuerzas.
En la adversidad permanece también la tristeza, una vida de miseria va contra el corazón.
No des tu corazón a la tristeza, evítala acordándote del fin.
No lo olvides: no hay retorno, a él no le aprovechará, y te harás daño a ti mismo.
«Recuerda mi sentencia, que será también la tuya: a mí ayer, a ti te toca hoy.»
Cuando un muerto reposa, deja en paz su memoria, consuélate de él, porque su espíritu ha partido.
La sabiduría del escriba se adquiere en los ratos de sosiego, el que se libera de negocios se hará sabio.»

(…) En este mismo capítulo se dan indicaciones sobre los médicos y el valor de la medicina, lo puede ver haciendo clik aquí

One thought on “¿Cómo despedir a un ser que fallece?, según la tradición judía del Antiguo Testamento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *