Imagen de Fray Paco Castro Miramontes ofm

Jesús contestó: «Tened fe en Dios. Os aseguro que si uno dice a este monte: «Quítate de ahí y tírate al mar», no con dudas, sino con fe en que sucederá lo que dice, lo obtendrá.
+++
Las estrofas de hoy se pueden resumir en la mirada.
El salmista pide que Dios mire la situación.
La mirada es muy importante. ¿Miras a los ojos a las personas? ¿Miras a los ojos a tus familiares, a tus compañeros de trabajo, a tus amig@s?
Dos miradas pide el salmo, que Dios le mire y que mire cómo ama.
La mirada dice mucho de ti y de los demás. Dice el salmo que grande es la ternura de Dios. Así sea tu, mi mirada, tierna.

Feliz día, bendiciones.
Te espero mañana para seguir meditando este salmo largo, larguísimo, como siempre dividido en siete estrofas+una y recuerdo, a los que siguen al Gran san Antonio que pueden seguir su novena y conocer mejor su vida haciendo clic aquí.

Salmo 118 R

Mira mi aflicción y líbrame,
pues no olvido tu voluntad.

Defiende mi causa y rescátame,
vivifícame conforme a tu promesa.

Tu salvación está lejos de los malvados,
porque no buscan tu ley.

Grande es tu ternura, Señor,
vivifícame según tu justicia.

Muchos son mis perseguidores y adversarios,
pero yo no me aparto de tus preceptos.

Veo a los renegados y siento asco,
porque no observan tus instrucciones.

Mira cómo amo tus decretos;
Señor, vivifícame según tu amor.

El compendio de tu palabra es la verdad,
son eternos tus justos mandamientos.

***

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete

Quizás te interese también,

Abrazo con la Mirada

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *