Foto Ruth Dacunda
flor de calistemo, o callistemón correntino, Foto Ruth Dacunda

Jesús vio una multitud y se compadeció de ella, porque andaban como ovejas que no tienen pastor; y se puso a enseñarles con calma, muchas cosas.
+++
La alegría y el gozo de los que hablamos ayer son dones que anhelamos
¿De dónde proceden?
De varios lugares. uno de ellos es de descubrir que la misericordia llena la tierra.
La Misericordia llena la tierra, invade el corazón de los seres humanos y los que la reciben no pueden menos que dar saltos de alegría.No dejes de alimentar la misericordia en tu vida, en tus palabras, en tus actos, en todo lo que hagas, digas o pienses.
La misericordia del Señor llena la tierra.
Afirmación: El Señor mira desde el cielo, se fija en todos los hombres.
Por cierto, ¿qué miras?, ¿dónde pones tus ojos?

Escúchalo o léelo:

Paz y Alegría

Salmo 32 B

Dichosa la nación cuyo Dios es el Señor,
el pueblo que él se escogió como heredad.

El Señor mira desde el cielo,
se fija en todos los hombres;
desde su morada observa
a todos los habitantes de la tierra:
él modeló cada corazón,
y comprende todas sus acciones.

No vence el rey por su gran ejército,
no escapa el soldado por su mucha fuerza,
nada valen sus caballos para la victoria,
ni por su gran ejército se salva.

Los ojos del Señor están puestos en sus fieles,
en los que esperan en su misericordia,
para librar sus vidas de la muerte
y reanimarlos en tiempo de hambre.

Nosotros aguardamos al Señor:
él es nuestro auxilio y escudo;
con él se alegra nuestro corazón,
en su santo nombre confiamos.

Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros,
como lo esperamos de ti.

***

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

Quizás te interese también, este artículo de Alejandro Vaccari, porque todo lo que pasa, ¿enseña?

Todo lo que pasa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *