Mar del Plata, la ciudad feliz, imagen de Silvia Meiriño

«Jesús, conociendo sus pensamientos, dijo: «¿Por qué pensáis mal en vuestros corazones? 
+++
Unos enemigos que ahora incluso traman su desgracia con maldades de todo tipo. El salmista intenta devolver bien por mal. Sin embargo, ellos, los enemigos se regocijan cuando él cae. Mientras tanto, Dios, parece dormido, no actúa, no le defiende… ¿Dónde está Dios?
La pregunta es profunda. ¿Dónde está el Todopoderoso cuando los inocentes sufren, mueren injustamente? La respuesta forma parte del misterio de la humanidad. Sin embargo, el salmista logra mantener la calma y la paz.
Este podría ser el decreto de hoy: «El Señor da la Paz a su siervo«.
Hasta mañana, bendiciones.

Alegría y Paz, a pesar de las dificultades…Léelo o escúchalo:

Salmo 34 B

Comparecían testigos falsos,
me interrogaban de cosas que ni sabía,
me pagaban mal por bien
dejándome desamparado.

Yo en cambio, cuando estaban enfermos,
me vestía sayal,
me afligía con ayunos
y, en mi interior, repetía mi oración.

Como por un amigo o un hermano
caminaba de uno a otro lado,
como quien llora a su madre,
andaba triste y abatido.

Pero cuando tropecé, se alegraron,
se juntaron, se juntaron contra mí.
Me desgarraban por sorpresa,
me desgarraban sin parar.

Si caía, los burlones del entorno
rechinaban los dientes contra mí.

Señor, ¿cuándo vas a fijarte?
Libra mi vida de sus fosas,
mi única vida de los leones.
Te daré gracias en la gran asamblea,
ante un pueblo numeroso te alabaré.

***

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

También te puede interesar,

El sacrificio de Abraham. La misión de ser padre

One thought on “Salmo 34 B, da la Paz, dieciocho de noviembre

  1. Que buen salmo para estos tiempos… A veces caemos en el desequilibrio de nuestra paz, pero con Fe, saldremos adelante victoriosos… con alegría y en paz!
    Gracias por compartir este Salmo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *