Imagen de Juan Calderato, Glaciar Perito Moreno

Mientras estaba en Jerusalén por las fiestas de Pascua, muchos creyeron en su nombre, viendo los signos que hacía; pero Jesús no se confiaba con ellos, porque los conocía a todos y no necesitaba el testimonio de nadie sobre un hombre, porque él sabía lo que hay dentro de cada hombre.
+++
Seguimos con el salmo de ayer. A pesar de que los «poderosos del mundo«, parece que arrasan con todo, esta segunda parte del salmo se recuerda a sí mismo quién es el que «Gobierna» el Universo.
¿Quién es el Creador de todo? ¿Si si estás cerca de Dios, del Creador de Todo quién puede robar tu Paz?
Decreto : ¡Tú con tu fuerza agitaste el Mar!
Hasta mañana, bendiciones.
Hoy recordamos a un santo muy popular, al que se le encomienda todo lo relacionado con la garganta y, por tanto, también con el arcángel Miguel. Para saber más de san Blas haz clic AQUÍ.

Salmo  73 B

Tú con tu fuerza agitaste el Mar,
quebraste las cabezas del monstruo marino.
Tú aplastaste las cabezas de Leviatán,
las echaste como pasto a manadas de fieras.
Tú alumbraste manantiales y torrentes,
tú secaste ríos inagotables.
Tuyo es el día, tuya también la noche,
tú colocaste la luna y el sol.
Tú trazaste los límites del mundo,
el verano y el invierno tú los creaste.
Recuérdalo: el enemigo te afrenta, Señor,
y un pueblo insensato desprecia tu Nombre.
No entregues al depredador
la vida de tu tórtola,
no olvides para siempre la vida de tus pobres.
Fíjate en la alianza:
que los escondrijos del país
están repletos de focos de violencia.
¡
No quede defraudado el oprimido,
que el humilde y el pobre alaben tu Nombre!
¡
Levántate, oh Dios, defiende tu causa!,
recuerda las continuas ofensas del insensato,
no olvides el griterío de tus adversarios,
el creciente vocerío de tus agresores.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

También puede interesarte,

Lo pequeño se hará grande

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *