Imagen de Dimitris Vetsikas en Pixabay

Mes de Mayo especial, único

“Con todo lo que está cayendo!…, diría el refrán popular, llega el mes de Mayo que en el hemisferio norte, donde impera la cultura occidental, tiene como referencia a María, la madre del Cristo.
Este año, puede ser especial.
El Papa Francisco ha invitado a celebrarlo de forma particular e incluso ha convocado una acto especial para el catorce de mayo y ha propuesto dos oraciones para rezar, al final del tradicional rosario. Una de ellas, -conocida en latín como Sub Sub tuum praesidium-, fue protagonista en esa bendición ubi et orbi histórica desde la plaza de san Padre completamente vacía y es el himno más antiguo en honor de  María– El Papa Francisco le ha añadido algunas invocaciones relacionadas con esta enfermedad que estamos viviendo de forma globalizada. La pueden ver y orar con el Papa siguiendo el vídeo que está un poco más adelante.

Esta es la original que invito a que oren estos treinta y un días del mes con la frecuencia que deseen. Es concreta, es firme, es la que han empleado desde los primeros siglos millones de personas que con fe invocaban la protección del manto de María, la madre del Cristo.

Bajo tu amparo nos acogemos,
santa Madre de Dios;
no deseches las oraciones
que te dirigimos
en nuestras necesidades,
antes bien
líbranos de todo peligro,
¡oh Virgen gloriosa y bendita!
Amén.

Este es el vídeo.

A los cristianos en estos días se les pide que oren con el Rosario o Mala cristiano en la mano. A todos que envíen luz, oración, optimismo, bondad… a este planeta que ha sido puesto en prueba a nivel global. La prueba puede ser más o menos fuerte, puede ser superada de mejor o peor forma, si se tienen en cuenta el poder las fuerzas espirituales (decía Pablo de Tarso «Revestíos de las armas de Dios para poder resistir a las acechanzas del Diablo. Porque nuestra lucha no es contra la carne y la sangre, sino contra los Principados, contra las Potestades, contra los Dominadores de este mundo tenebroso, contra los Espíritus del Mal que están en las alturas. Por eso, tomad las armas de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y después de haber vencido todo, manteneros firmes.») .

Las principales “armas “ en esta guerra son la oración y la meditación. Hace unos años algunos científicos oraron juntos en un lugar de guerra y los conflictos descendieron notablemente. El místico hindú, Maharisi, solía decir que bastaría un “uno por ciento” que practicase la meditación consciente, para salvar el cien por cien de la humanidad. Por eso las pruebas que se han hecho sobre la influencia de la oración y la meditación en lo material se les llama “el efecto Maharisi”. Todas ellas fueron altamente positivas.
Te propongo que te unas al uno por ciento en este mes de mayo. Únete bajo la guía de los seres de Luz que acompañaron a María, a su Hijo, el Ungido (Cristo) y a todos los seres que Luz que han vivido, viven y vivirán en el planeta tierra.

Por qué y cómo participar en el UNOx100 [HAZ CLIk AQUÍ  >>]

Hazlo, cómo quieras, cuando quieras, con la práctica espiritual que quieras, pero en este mes de mayo, no te quedes con los brazos cruzados. Toma las armas y únete al combate. ¡No bajes los brazos! ¡Merece la pena!, porque se trata de que el planeta tierra, con todos sus seres, en su conjunto se convierta en el hogar en el que te gustaría vivir y el que te gustaría dejar a tus hijos.

Gumersindo Meiriño Fernández

2 thoughts on “Mayo, un mes especial bajo el manto de María, con el uno por ciento de la humanidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.