Imagen de StockSnap en Pixabay

Mientras recorría las calles de Florencia, llegué a una de las plazas más famosas de la ciudad, la plaza de la República. Al acercarme sentí el sonido fuerte de un grupo de músicos, donde sobresalía el de las trompetas, justo al lado de un tiovivo (carrusel). Estas tres estampas, la música, el carrusel y la plaza, se entremezclaban con el ruido de la gente que cruzaba a pie, estos lugares históricos y bellos

Al mismo tiempo, que observaba este espectáculo, me vino a la mente como el ser humano, a nivel material, camina por el tiempo, en muchas ocasiones, entre el recuerdo de un pasado y una proyección del futuro. El pasado ancestral glorioso, en el mundo romano, pasando por el renacentista, que transformó la realidad europea y del mundo desde aquí, desde Florencia; mirando al presente del tiovivo-carrusel y a los músicos, parece que se unían –pasado y presente- en esta plaza florentina

Seguía escuchando el estruendo de las trompetas y pensaba:

“El pasado no es para odiar ni rechazar, sino para tenerlo presente y mejorarlo. Y desde ese presente reconocer que hay un futuro, siempre mejor. Aprende del pasado y proyecta hacia ese futuro alentador.

¿De quién depende? De cada uno de nosotros.

Rechazar, renunciar, despreciar el pasado, es rechazar, renunciar, despreciar el presente y también el futuro.

Ahora bien, no se puede estar mirando siempre para atrás y recordando siempre lo negativo. Lo que sí se puede es, al ver lo que hemos dejado atrás, –como sucede con la cultura, la tradición– aprender para aplicar en el hoy, en el presente, la enseñanza recibida.
Aquí, desde la plaza más antigua de Florencia, en la capital de la Toscana, en Italia, se mezclan estas tres realidades: una cultura ancestral que renovó a Europa, un nuevo juego de niños que tiene su historia y su tradición y unos músicos amenizando a los turistas. Pasado, presente y futuro. Todos tienen que ver con la vida, con tu vida. Pero si no vives el presente no te servirá de nada, ni el pasado ni el futuro.

Mientras reflexiono sobre estos temas termino de cruzar la plaza y lo que he visto, oído y sentido ya se fue. Y recuerdo a los millones de personas que pasaron por aquí, durante miles de años. Y me digo a mí mismo: “Ten en cuenta el pasado, proyecta el futuro, pero vive con plenitud, amor y paz, lo único que tienes, el hoy”.

Nos vemos en siete días

Paz y Alegría. Gumersindo Meiriño Fernández

 

One thought on “Pasado, Presente y Futuro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *